/ SONDA / Detalle Noticia

 

 

Desafíos para el mercado 2022: ¿Nos olvidamos del efectivo?

El año 2021 nos ha dejado una importante lección a todos los que estamos inmersos en la industria de los medios de pago: el ecosistema de negocios debe estar preparado para atender demandas explosivas de clientes con diversos gustos, intereses y preferencias.

El año 2021 nos ha dejado una importante lección a todos los que estamos inmersos en la industria de los medios de pago: el ecosistema de negocios debe estar preparado para atender demandas explosivas de clientes con diversos gustos, intereses y preferencias.

En Latinoamérica ya se evidencian cambios de hábitos producto de la influencia de la pandemia. En el último año el e-Commerce creció un 40% en la región, y en Argentina sorprendió con un 79%. Por su parte, los bancos han informado que en 2021 el 96% de sus atenciones fueron digitales.

Estos datos hacen un llamado implícito a las instituciones financieras a reinventarse, en particular a cambiar sus procesos financieros alineándolos con los nuevos hábitos de consumo.

Los consumidores y comercios nos entregan una tendencia clara e irreversible hacia la digitalización y la omnicanalidad. Esto supone un punto de no retorno, en donde las operaciones de los diversos negocios deberán impulsar una variedad de mecanismos de pago para cautivar a sus clientes y brindarles mejores experiencias de compra, suponiendo un cambio de paradigma en el sector.

En respuesta a la pandemia por Covid-19, algunas organizaciones demostraron mantenerse firmes en el camino hacia la digitalización de sus negocios, sobreviviendo a la crisis, incluso prosperando ante la adversidad y dejándonos una moraleja: ya no se trata en imaginar cómo será el futuro, sino, de innovar continuamente en respuesta a los desafíos de cada momento. Esto precisamente sucede con los medios de pago.

Novedades de los servicios financieros en Latinoamérica

Tanto en Argentina, Chile, Brasil y otros países de la región, la modernización del mercado de adquirencia potenció el desarrollo de nuevas opciones de pago e introdujo una competencia explosiva por captar clientes.

Argentina, es uno de los primeros países en contar con la interoperabilidad técnica en códigos QR, haciendo que con la billetera digital de un banco específico se pueda pagar mediante QR a cualquier otra entidad, facilitando el acceso de sus usuarios.

En el caso de Chile, en términos de agenda digital, recientemente se presentó un proyecto de ley llamado “Ley Fintech”, que intentará regular los servicios tecnológicos relacionados a la banca, con el objetivo de promover la competencia e inclusión financiera a través de la innovación y tecnología en la prestación de los diversos servicios financieros, estableciendo un marco regulatorio.

Por su parte, Colombia a través de un decreto busca actualizar su  contexto, para generar innovación e inclusión financiera. La intención es que existan más medios de pago y así reducir la dependencia del efectivo.

Brasil está apostando por los pagos digitales, lanzado mediante su Banco Central el nuevo método de pago llamado PIX, que consiste en transferencias bancarias directas e instantáneas solo ingresando una cuenta de correo. En 11 meses, 110 millones de brasileños utilizaron este medio de pago, lo que conllevó a que en 2020 disminuyera en un 30% el uso de efectivo en puntos de venta.

Según IDC -principal firma de análisis de la industria TIC-, a pesar de los estragos de la pandemia el mercado latinoamericano mostró un crecimiento del 8,5% en el mercado de las tecnologías de la información durante 2021, representando la importancia de este sector en el desarrollo económico en Latinoamérica.

La necesidad de actualización y digitalización de los sistemas de pago

Actualmente, un sinnúmero de instituciones financieras en la región se encuentran en proceso de actualización de su core de tarjeta, con una firme necesidad de evolución de sus procesos. Esto responde a sistemas obsoletos que requieren modernizarse.

Muchas veces los costos de implementar la tecnología que se ajuste de forma correcta a las necesidades actuales resultan ser altos. Si bien, se pueden recuperar los costos de implementación, lo que no se puede reponer es el factor tiempo que hoy exige la industria, en respuesta a la alta demanda y competencia que existe actualmente.

Hoy, no es tolerable levantar un proyecto de ocho, nueve meses, para sacar la “Tarjeta tres cuotas, sin intereses”, porque le quita competitividad a la institución financiera. Por esto, las áreas de negocio de los Bancos se dieron cuenta que es necesario renovar las plataformas.

La competencia en la industria financiera está al alza, en donde todos quieren llevarse una tajada de la torta asociada a los procesos de pagos, junto a los actores tradicionales aparecen las Fintech que están llegando a un público más joven. Un punto importante es que con la aparición de la billetera digital o “Wallet”, ahora no sólo están las comisiones, si no que a su vez también ahora prima la importancia y valor de la información de los clientes en cada transacción. En Argentina, por ejemplo, entre 2018 y 2020 se duplicaron la cantidad de Fintechs de 130 a 270 aproximadamente.

Según IDC, para 2025 se espera que las valoraciones de las empresas públicas se basarán tanto en la confianza en los datos para el uso adecuado y efectivo de ellos, como también en los controles financieros centrando el aumento de gastos en diversas soluciones basadas en datos. Obligando a reestructurar sus procesos de gobernanza.

Algunos medios de pago que están tomando la delantera son:

  • E-wallets
  • Botón de pago o pago directo.
  • Pay by link.
  • Pay by QR. 

Según el Banco Central de Chile (BCCh) los medios de pago electrónicos en 2021 representaron un 40% de las transacciones de los hogares chilenos:

En el caso de Latinoamérica, Brasil está muy avanzado en el tema de los pagos, Colombia también está muy activo en este sentido y en el caso de Chile, vamos a tener una aceleración en el corto plazo porque aquí existe una regulación que está en revisión, que acelerará el aterrizaje de las Fintech y de los competidores que vengan con nuevas soluciones de pago.

 Se presume que para este 2022, las transacciones estarán ligadas e integradas a la vida cotidiana del común de las personas, asimismo se estima que en toda América Latina el 18% de los pagos sean a través de e-Commerce y el 9% se realizarán en puntos de ventas, a través de billeteras electrónicas o wallets.

El desafío más importante de esto es simplificar mucho más la experiencia y que sea más fácil de transaccionar que el efectivo.  Las nuevas regulaciones en esta materia en Latinoamérica establecerán condiciones que van a permitir que estos actores disruptivos puedan competir en similitud de condiciones con respecto a las transacciones tradicionales, asumiendo un reto para las instituciones financieras: transmitir confianza, seguridad y aceptación de los comercios.

Sin duda, el contexto mundial y regional nos dicen que vamos en camino a resolver cada uno de los puntos antes expuestos y desde nuestro sector ya nos estamos preparando. Pero lo concreto es que sin duda el futuro es digital.

Ya hemos enfrentado grandes desafíos en los últimos dos años, sin embargo, el entorno tecnológico se hace cada vez más dinámico y, sin dudas, las expectativas de nuestros clientes nos seguirán desafiando.

En SONDA, diseñamos el futuro junto a nuestros partners de negocio, complementando el conocimiento para el diseño, soporte e implementación de tecnologías, aprovechando el mayor potencial de los recursos de las principales empresas líderes en la industria TIC para apoyar a nuestros clientes en toda la región hacia la digitalización eficiente de sus organizaciones.

Estamos conscientes de este proceso de transformación de la industria financiera y es por eso que hemos desarrollado un amplio portafolio relacionado a ofertas de soluciones de pago que responden a los nuevos desafíos que tienen nuestros clientes.

“Lo único constante es el cambio, y nuestra capacidad de reinvención y adaptación a éstos se seguirá poniendo a prueba en el futuro”

¡Los invitamos a seguir desafiándose!

 

Últimos artículos


Aviso de reparto de dividendo provisorio a pagar a partir del 24 de diciembre del 2021

En Sesión de Directorio celebrada el día 16 de diciembre de 2021, se acordó proceder al reparto de un dividendo provisorio de $17.421.143.500.- con cargo a las utilidades del ejercicio al 30 de noviembre de 2021.

Conoce más

SONDA alcanza una utilidad neta de $ 34.864 millones el 2021

Enero 28, 2022.- SONDA, líder regional en servicios de Transformación Digital, reportó sus resultados para el año 2021, con ingresos consolidados que ascendieron a $ 897.198 millones, equivalentes a US$ 1.062,2 millones, un EBITDA de $ 111.451 millones, equivalente a US$ 131,9 millones y una utilidad neta de $ 34.864 millones, equivalente a US$ 41,3 millones..

Conoce más

Contacta hoy a uno de nuestros expertos. Completa este breve formulario

Encuéntranos en tu país

Sonda Colombia

Dirección

Av. Cra. 45 (Autopista Norte)

N°118-68, Bogotá

Teléfono

(57-1) 6466565